jueves, 15 de diciembre de 2011

Eres la pesadilla que me muerde la boca.

"El canalla, el malo, el que se sube a la moto mientras enciende un pitillo, el que no rinde cuentas a nadie salvo a sí mismo, es la promesa eterna de la libertad. Es el que, a su lado, cada día será diferente al anterior. Es la inestabilidad, la tormenta, el caos. Es el “hoy te quiero menos que ayer y mañana no sabré quién eres”. Es la sonrisa hipnótica del rebelde sin causa, el deseo que viaja en tranvía, el capitán Jack Sparrow, el mañana que nunca muere. Es, en definitiva, la atracción que ejerce lo prohibido, lo que no nos conviene, lo que nos va a hacer sufrir. Porque, en el fondo, esa atracción se basa en la remota y utópica posibilidad de poder domar a la fiera, de ser la que ha conseguido meter en el redil al que nunca quiso ser boy-scout. Es decir, la atracción de ser la que ha conseguido que la sonrisa de un canalla deje de lucir o, mejor dicho, que sólo lo haga para ti. Pero, querida, si hiciéran eso, serían como los demás, como los que convienen, como los que no te harán sufrir. Y entonces, ya no tendrían ningún tipo de morbo. Por eso seguimos sonriendo."








5 comentarios:

  1. Una reflexión fantastica, siempre será el más canalla, y eso es realmente lo que toca a esta edad, nada de un chico dócil y con las ideas claras, esos por desgracia, son los menos atractivos!!! JJAJAJAJA un beso!

    ResponderEliminar
  2. Ala que pasada de texto, y el titulo me encanta!
    Bonitas fotos, dile a tu amiga que tiene unos OJAZOS enserio, que bonitos!
    -XOXO-

    ResponderEliminar
  3. Que texto tan bonito, y que gran realidad..;)
    Pásate!
    http://hoytusonrisafuespectaculo.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Thank you;)