lunes, 20 de septiembre de 2010

En donde estés, te quiero.

Y ahora estoy rara. No siento nada pero al instante, siento miles de cosas. No quiero hablar, pero luego me dan ganas de gritar. Lloro, río, vuelvo a llorar. Voy cambiando de humor. Es como si de pronto yo no soy yo. Me siento como si estuviera dentro de una película. Espero el final feliz. Pero rapidamente vuelvo a la realidad y me doy cuenta de que no soy actriz, ni la protagonista de ninguna película. Entonces vuelvo a sentirme rara, con miles de sensaciones en mi interior... Te busco y no estas, te amo y te odio. Y ahí es cuando me cuestiono, me quedo callada y luego me pregunto (una vez más), ¿Cuál es el fin de esta historia?

2 comentarios:

Thank you;)